Compartir

Desde que Ludwig Mies van der Rohe dijo «menos es más» se ha utilizado esta frase en todas las disciplinas y en todas aplica bien, por supuesto que el cine no es la excepción y lo podemos comprobar con el film «La Culpa» estrenado recientemente en nuestro país.

Con «La Culpa» el director Gustav Möller nos deja claro que para hacer buen cine no se necesitan, millones de dolares, grandes locaciones, ni efectos especiales.  Filmada íntegramente en una oficina de operadores telefónicos de la policía, su guión y la excelente actuación de Jakob Cedergren lograrán que todas las imágenes de las que el film carece queden grabadas en tu mente, (producto de la imaginación de cada espectador) y que el suspenso, la tensión y la intriga se mantengan desde el comienzo hasta el final.

Palabras del director: «Creo que las imágenes mas fuertes de la película, las que permanecen contigo más tiempo son las que no ves». Y es que Möller tuvo la idea de este guion cuando escuchó la llamada real al 911 de una mujer secuestrada, «A pesar de que acababa de escuchar una grabación de sonido, sentí que habia visto imágenes,… me di cuenta de que cada persona que escuchara esa llamada de teléfono vería diferentes imágenes, una mujer diferente, un secuestrador diferente, etc»

Y ciertamente que el efecto buscado fue el logrado. Con una duración de 85 minutos «La culpa» te mantiene en tensión desde la primera llamada, creando y recreando en tu mente las imágenes que no se te muestran.

Claro está que esta no es la primera vez que se realiza una película donde haya un solo protagonista visible, o una sola locación y la mayor parte de lo que sucede quede librado a tu imaginación, cuando escuche sobre «La culpa» enseguida pensé en «911: llamada mortal» donde Halle Berry también tiene que ayudar a una chica secuestrada, aunque en ese caso se desarrolla de esta forma en un 50%. Pero también  se me vinieron a la mente «Enterrado», «Enlace Mortal», «Locke», y muchas otras donde hay muy pocos actores o ínfimas locaciones, de todas formas, que no sea 100% original no significa que no valga la pena, o que caiga en clichés, todo lo contrario, siempre me maravilla la manera en la que este tipo de films logran desarrollarse.

Sinopsis: El oficial de policía Asger Holm fue suspendido de sus funciones y relegado al puesto de operador telefónico del servicio de emergencias. Durante su turno recibirá una extraña llamada, Asger se dará cuenta de que la mujer al otro lado del teléfono ha sido secuestrada y comenzará la búsqueda para su rescate.

Ficha técnica:

Título original: Den skyldige

Año: 2018

Duración: 85 min.

País: Dinamarca

Dirección: Gustav Möller

Guion: Emil Nygaard Albertsen, Gustav Möller

Reparto: Jakob Cedergren, Jessica Dinnage, Omar Shargawi, Johan Olsen, Maria Gersby

Género: Thriller | Secuestros / Desapariciones.

Premios:

2018: Festival de Sundance: Premio del Público – Drama (World Cinema)

2018: Premios del Cine Europeo: Nominada a Mejor actor, guion y premio Discovery

2018: Festival de Valladolid – Seminci: Mejor guion

2018: National Board of Review (NBR): Mejores películas extranjeras del año

2018: Satellite Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa