Compartir

Dumbo según Tim Burton

Está basada en el cuarto largometraje animado de Walt Disney. Los anteriores: Blancanieves (1937), Pinocho (1940), Fantasía (1940). El primer Dumbo es una producción de 1941 dirigida por Ben Sharpstein, el guión de Joe Grant y Dick Huener, adaptación del libro para niños “Dumbo, el elefante volador” de Helen Aberson ilustrado por Harold Pearl.

                    Un cineasta imaginativo

Después de 78 años vuelve  “Dumbo”. Claro, diferente. Para empezar el director Tim Burton es un gran imaginativo que además es productor, escritor y dibujante. Recordemos algunas de sus películas: “Beetlejuice”, “El cadáver de la novia”, “El extraño mundo de Jack”, “Charlie y la fábrica de chocolate”, “El muchacho manos de tijeras”, “Seeney Todd: el barbero diábolico de la calle Fleet”. Algunas memorables como: “Frankenweenie”, “El gran pez”, “Ed Wood”. También llevó al cine el clásico del comic: “Batman” (1989), “Batman retorno” (1992). Por supuesto la lista es más numerosa, pero las nombradas alcanzan para ubicarnos en sus preferencias.

      El Dumbo de los años 40 y éste del siglo XXI

Asi llegamos a esta nueva versión  a la que Burton prefirió alejarse de la animación e incorporar actores y actrices; Colin Farrel, Danny De Vito, Michael Keaton, Eva Green, Alan Arkin.

Claro, hay  diferencias, además de los años, con la animación de 1941. No olvidemos que cuando ésta se realizó la Segunda Guerra Mundial llevaba dos años y la inminente participación de Estados Unidos era un hecho, que se concretó después del ataque japonés a la base naval de EE.UU. en Pearl Habor (7 de diciembre de 1941), la película se estreno dos meses antes el 23 de octubre. Esto quiere decir que la incentidumbre y temores estaban presentes en el pueblo estadounidense, sus aliados europeos ya estaban en guerra ( en septiembre de 1940 comenzaron los ataques aéreos de los nazis sobre Londres y en junio de ese año Francia fue invadida por el ejército aleman).

“Dumbo”, con su historia tierna del amor de un hijo por su madre fue como un aire de calma y un refugio de amenazantes realidades para los espectadores de la época. Tanto asi que la película fue la salvación económica para el Estudio Walt Disney, que no habia tenido buena recaudación con “Fantasía”.

Tim Burton se adapta a las preferencias y gustos de  este siglo XXI y cambia algunas cosas que no está bien adelantar a futuros espectadores. Empero, algunos de estos cambios tienen que ver con el cuidado del medio ambiente incluido los animales, particularmente a ellos.

Es cierto que algo de la estética Disney queda (los niños como piezas importantes de la historia, o la dulzura de la mirada de Dumbo, ahora una creación digital, por ejemplo), pero también se percibe la presencia de Burton al encarar situaciones con ese toque “oscuro” que lo distingue, en este caso por el lado de las relaciones entre adultos. Hasta una mirada cuestionadora, si se quiere, cuando pone a un hombre perverso dueño de un parque de diversiones paradojicamente llamado Dreamland, que se parece, salvando distancias, al famoso Disneyland.

Si de actuaciones hablamos, la de Michael Keaton (dueño de Dreamland) y Danny De Vito (dueño del circo) merecen la atención por las muy buenas interpretaciones.

No es el Tim Burton de éxitos pasados (nombrados anteriormente), pero es un entretenimiento correcto que pretende ser más que una simple remake.-

“Dumbo” (Dumbo) EE.UU. 2019. Dirección: Tim Burton. Guión: Ehren Kruger. Fotografía: Ben Davis. Montaje: Chris Lebenzon. Música: Danny Atwood. Elenco: Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito. Eva Green, Alan Arkin, Nico Parker, Finnley Hobbins.