Compartir

Una de nuestras preferidas para este 7º Festival de Cine Europeo llega de Chipre. «Boy on the bridge» nos cuenta un suceso en la vida de Sócrates, un niño de 12 años que pasa sus días de verano fabricando bombas caseras, andando en bicicleta, y escapando a sus responsabilidades junto a su primo. Todo se vuelve cuesta abajo cuando por un arrebato de justicia y venganza se encuentra en medio de una investigación por asesinato.

Un drama simple y atrapante que logra demostrar una vez más que los secretos tarde o temprano salen a la luz.

Su director Petros Charalambous, fue nominado para recibir el «Orpheus award» en  «Los Angeles Greek Film Festival» en la categoría mejor largometraje, al igual que Constantinos Farmakas en la categoría de mejor actor, resultando este último ganador del premio.