Compartir

Aún si esta película no hubiese sido extraordinariamente lograda, si la caracterización de Rami Malek no hubiese sido excelente, si no hubiera estado maravillosamente guionada y si la historia no fuera excepcional, aún así hubiese valido la pena tan solo por la música.

Este film y su intérprete, se ha ganado no solo el aplauso de la crítica, sino también de los fanáticos, y ha hecho resurgir a QUEEN como una novedad para quienes no tenían idea del grupo.

Bohemian Raphsody es un homenaje a la banda, su música y su extraordinario cantante Freddie Mercury, quien desafió los estereotipos y las convenciones para convertirse en uno de los artistas más queridos de la historia. Narra los comienzos del grupo, su meteórico ascenso, su sonido revolucionario, la vida de Freddie y una de las mejores actuaciones en la historia del rock.

Este proyecto no tuvo un comienzo fácil ya que en setiembre de 2010 Brian May anunció en una entrevista a la BBC que Sacha Baron Cohen había sido elegido para dar vida a Mercury en la biopic sobre el cantante. Sin embargo, en julio de 2013 Baron Cohen abandonó el proyecto debido a diferencias creativas.

Hacia setiembre de 2013 se rumoreó que Daniel Radcliffe encarnaría al icónico vocalista de la banda, aunque este lo desmintió, y en octubre del mismo año se habló del actor Dominic Cooper como posible sustituto, pero no hubo confirmación oficial. En diciembre se anunció oficialmente que Ben Whishaw sería el actor que interpretaría a Mercury y que Dexter Fletcher sería el director. Sin embargo, en marzo de 2014  Fletcher abandonó el proyecto, aduciendo nuevamente diferencias creativas.

A finales de 2015 GK Films contrató a Anthony McCarten para que escribiera un nuevo guion. El 4 de diciembre de 2016 se anunció que Bryan Singer había sido elegido como nuevo director y que Rami Malek sería quien daría vida a Freddie. En agosto de 2017, Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello se incorporaron al reparto como los miembros de Queen: Brian May, Roger Taylor y John Deacon, respectivamente. El 30 de agosto del mismo año Singer compartió en Instagram la primera imagen del set de rodaje con la recreación del escenario del concierto Live Aid y el 5 de setiembre se publicó la primera imagen de Malek como Mercury.

Finalmente el 4 de diciembre se dio a conocer por medio de un comunicado que Bryan Singer había sido apartado de la dirección del film debido a «comportamientos no profesionales», y recurrentes enfrentamientos con Malek.  El 6 de diciembre se anunció que Dexter Fletcher regresaría para ser de nuevo director del proyecto, después de haberlo abandonado en 2014.

A pesar de todos estos inconvenientes que nos hicieron dudar de que algún día el film vería la luz, no se puede negar que el resultado final fue extraordinario y que el compromiso de Malek con su interpretación fue excepcional: pasó horas estudiando videos amateurs de Queen, grabados por fans para adquirir los manierismos de Mercury y su forma de moverse por el escenario.

Durante el desarrollo del film, Malek volaba a Londres para recibir clases de canto y piano, trabajó con un entrenador en dialectos y con la coreógrafa Polly Bennet, que animó al actor a estudiar a quienes inspiraron a Mercury: Jimi Hendrix, David Bowie y, sobre todo, Liza Minelli en «Cabaret»

Como explica la película, Mercury nació con cuatro incisivos extras que empujaban los dientes superiores hacia adelante, pero que según creía el cantante, le daban a su voz más resonancia.

El actor hizo que fabricaran la dentadura postiza meses antes de rodar la película y la usaba entre tomas de su serie de televisión Mr. Robot para habituarse  a ella.

Y como todo esfuerzo tiene su recompensa esta interpretación no solo dio a Malek la oportunidad para hacerse mundialmente conocido, sino que le valió el premio a mejor interpretación en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs, el Globo de Oro a mejor actor, y nominaciones al Bafta y al Oscar que aún están pendientes.