Compartir

Una nueva película biográfica se suma a la lista de obligatorias para este Oscar 2019.

 En esta oportunidad se trata de la adaptación de las memorias de la escritora Lee Israel. Cuenta como intentó sobrevivir a un período de mala racha, cuando su carrera se encontraba en decadencia, falsificando y vendiendo cartas de famosos fallecidos como Katharine Hepburn, Tallulah Bankhead, Estée Lauder y Dorothy Kilgallen.

Sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes de este film es Melissa Mc Carthy como actriz dramática, lo que demuestra que hasta el momento su gran talento había sido desperdiciado en comedias intrascendentes. Esta interpretación le valió una nominación a mejor actriz para la 91º entrega de los Premios Oscars. También consiguieron ser reconocidos su co-protagonista Richard E. Grant y la adaptación del guion.

Can you ever forgive me? interesa desde el comienzo y consigue mantener hasta el final eso que muy pocos films logran. A pesar de no ser un personaje que derroche simpatía McCarthy logra que empaticemos con Lee en su peor momento, cuando nos muestra su lado más odioso.  Lo mismo sucede con el personaje de Richard E. Grant, encargado de darle al drama ese toque de humor y sociabilidad del que carece Israel.